La salsa Milagrosa, se diferencia por su toque ahumado, que se obtiene gracias al proceso de elaboración manual, con ingredientes seleccionados, sin conservantes, 100 % natural y cuidando que cada salsa lleve la tradición y sabor que nos ha distinguido.